miércoles, 9 de septiembre de 2009

RESTAURACIÓN CON SORPRESA


AFP 01/09/2009

Una restauradora brasileña descubrió un detalle camuflado a lo largo del tiempo por capas de pintura en uno de los trabajos del francés Nicolas Poussin (1594-1665): Príapo, el dios griego de la fertilidad, con su pene erecto.

"Escondieron el falo de Príapo. Es lo que llamamos los retoques del pudor, no es poco común", señaló a la edición del martes del diario Folha de Sao Paulo la restauradora Regina Pinto Moreira, quien pasó ocho meses restaurando 'Hymenaeus travestido durante un sacrificio a Príapo', que data de entre 1634 y 1638.

La pintura estaba rota y tenía agujeros, y la restauradora del Museo del Louvre debió retirar varias capas acumuladas a lo largo de 300 años. El trabajo sobre la obra, de 3,73 m de largo y 1,66 m de alto, costó 150.000 euros, según Folha.

La obra, que estará expuesta desde el 8 de septiembre en el Museo de Arte de Sao Paulo (MASP) en el marco del Año de Francia en Brasil, perteneció a la familia real española.

Con las guerras napoleónicas el cuadro cayó en manos aristócratas inglesas y fue vendido a un coleccionista francés, Georges Wildenstein, que, a su vez, lo vendió en 1953 a Francisco Assis Chateaubriand, influyente periodista brasileño y fundador del Museo de Arte Moderno de Sao Paulo (MASP) en 1947.

2 comentarios:

Isabel Romana dijo...

No conocía este cuadro. Un hallazgo de lo más interesante. Saludos cordiales.

Juan Andrés dijo...

En realidad lo sorprendente era que no apareciera el falo por ninguna parte...

Saludos