miércoles, 6 de mayo de 2009

EL CÍCLOPE POLIFEMO EN LA ODISEA



El más famoso de los hijos de Poseidón es el Cíclope Polifemo, sobre todo por el episodio narrado en la Odisea en su enfrentamiento con Odiseo. Se lo representa como un horrible gigante, dedicado al pastoreo, que se alimenta de carne cruda en una caverna, que es su casa, y que desconoce los efectos del vino. En la Odisea leemos que Ulises y algunos de sus compañeros han sido atrapados por el Cíclope y encerrados en su caverna. Polifemo empieza a devorar a algunos de los compañeros de Odiseo, dejando a éste para el final en agradecimiento por haberle regalado el vino que llevaba. Con anterioridad, Odiseo ha dicho a Polifemo que su nombre es “Nadie” (Οὔτις) y Polifemo dice que dejará a Nadie para comérselo en último lugar.

De noche, mientras Polifemo duerme por los efectos del vino, Odiseo afila una enorme estaca, la endurece al fuego y la clava en el único y enorme ojo que el Cíclope tiene en su frente. El Cíclope llama a sus compañeros, los otros Cíclopes, diciendo que “Nadie” lo hiere y lo mata con engaño. Sus compañeros le dicen que si “Nadie” le hace daño, que los deje en paz. Por la mañana, al salir el rebaño a pastar, los griegos, agarrados al vientre de los carneros, salen de la caverna, evitando que Polifemo, que palpa a ciegas para ver si atrapa a los griegos, los sorprenda. Ya libres del monstruo, Odiseo y sus compañeros desde el barco se presentan y el Cíclope, enfurecido, lanza desde la costa una enorme roca que a punto está de hacer zozobrar la embarcación.

La narración completa la hallamos en Odisea, canto IX, versos 187 a 542. (traducción aquí)

De este episodio procede la cólera de Poseidón contra el astuto Odiseo, a quien atormenta con terribles tempestades impidiendo que llegue a su patria de Ítaca. Ya en el canto I de la propia Odisea lo hemos oído de labios de Zeus, cuando éste responde a su hija Atenea que le ha pedido que ponga fin a las desdichas del itacense:

τὴν δ’ ἀπαμειβόμενος προσέφη νεφεληγερέτα Ζεύς·
“τέκνον ἐμόν, ποῖόν σε ἔπος φύγεν ἕρκος ὀδόντων.
πῶς ἂν ἔπειτ’ ᾿Οδυσῆος ἐγὼ θείοιο λαθοίμην,
ὃς περὶ μὲν νόον ἐστὶ βροτῶν, περὶ δ’ ἱρὰ θεοῖσιν
ἀθανἀτοισιν ἔδωκε, τοὶ οὐρανὸν εὐρὺν ἔχουσιν;
ἀλλὰ Ποσειδάων γαιήοχος ἀσκελὲς αἰὲν
Κύκλωπος κεχόλωται, ὃν ὀφθαλμοῦ ἀλάωσεν,
ἀντίθεον Πολύφημον, ὅου κράτος ἐστὶ μέγιστον
πᾶσιν Κυκλώπεσσι· Θόωσα δέ μιν τέκε νύμφη,
Φόρκυνος θυγάτηρ, ἁλὸς ἀτρυγέτοιο μέδοντος,
ἐν σπέεσι γλαφυροῖσι Ποσειδάωνι μιγεῖσα.
ἐκ τοῦ δὴ ᾿Οδυσῆα Ποσειδάων ἐνοσίχθων
οὔ τι κατακτείνει, πλἀζει δ’ ἀπὸ πατρίδος αἴης.
ἀλλ’ ἄγεθ’ ἡμεῖς οἵδε περιφραζώμεθα πάντες
νόστον, ὅπως ἔλθῃσι· Ποσειδάων δὲ μεθήσει
ὃν χόλονἦ οὐ μὲν γάρ τι δυνήσεται ἀντία πάντων
ἀθανάτων ἀέκητι θεῶν ἐριδαινέμεν οἶος.”


Contestóle Zeus, que amontona las nubes:

—¡Hija mía! ¡Qué palabras se te escaparon del cerco de los dientes? ¿ Cómo quieres que ponga en olvido al divinal Odiseo, que por su inteligencia se señala sobre los demás mortales y siempre ofreció muchos sacrificios a los inmortales dioses que poseen el anchuroso cielo? Pero Poseidón, que ciñe la tierra, le guarda vivo y constante rencor porque cegó al ciclope, al deiforme Polifemo; que es el más fuerte de todos los cíclopes y nació de la ninfa Toosa, hija de Forcis, que impera en el mar estéril, después que esta se unió con Poseidón en honda cueva. Desde entonces Poseidón, que sacude la tierra, si bien no intenta matar a Odiseo, hace que vaya errante lejos de su patria. Mas ¡ea! tratemos todos nosotros de la vuelta del mismo y del modo como haya de llegar a su patria; y Poseidón depondrá la cólera, que no le fuera posible contender, solo y contra la voluntad de los dioses, con los inmortales todos.


La traducción es de Luis Segalá.

Via: Nihil sub sole novum

2 comentarios:

adrian-sanandreas dijo...

exlente tu ayuda muchas gracias

adrian-sanandreas dijo...

exelente tu post gracias por tu gran ayuda