miércoles, 23 de septiembre de 2009

DESCUBIERTOS DOS BUSTOS DE APOLO Y ARTEMISA EN UN TEMPLO DE GRECIA



Las excavaciones efectuadas en el templo de Apolo Acteo, datado en el siglo VII a.C. en Actium, a 370 kilómetros al oeste de Atenas, han descubierto dos bustos de mármol en excelentes condiciones de los dioses Apolo y Artemisa.

Ismirni Triandi, jefa del equipo de arqueólogos, declaró a la prensa dominical griega que los restos de las estatuas, hechas con el mejor mármol del monte Pendeli, fueron encontrados dentro del templo.

Según los primeros estudios, las estatuas tuvieron una altura de 3,5 metros.

Los habitantes de la antigua ciudad de Anaktorio, fundada el 630 a.C., construyeron el templo en honor del dios Apolo, que más tarde fue destruido por un terremoto y por el cambio del nivel del mar en la región.

Numerosos fragmentos que componían el templo han sido trasladados a la ciudad de Preveza en las últimas décadas y se encuentran abandonados en un lugar público.
La localización del templo era conocida desde 1867, cuando el cónsul honorario francés de la región desenterró dos estatuas y las envió al museo del Louvre.

El tiempo cubrió las ruinas del templo hasta que los arqueólogos descubrieron en los últimos años los restos de una construcción de 24,15 metros de largo y 9,20 metros de ancho, y los restos de un muro de 3,43 metros de largo.

En el centro del templo se encontró una base de 0,55 por 0,55 metros, que según los relatos del cónsul galo, tenía a sus pies los restos de una gran estatua y fragmentos de escritos en griego clásico.

"En los 40 años de mis excavaciones no había visto nunca surgir de la tierra tales excelentes ejemplares", declaró emocionada Triandi.