martes, 21 de julio de 2009

EL PRIMER VIAJE A LA LUNA: "Historia verdadera" (Ἀληθῆ διηγήματα)

El Módulo Lunar de Apolo 11 "Eagle"

Como a estas alturas todo el mundo conoce, tal día como ayer hace cuarenta años el hombre puso por primera vez su pie en la Luna.

[Más información en: Apollo 11 The NASA mission reports Volume One, A man on the Moon, Apollo 11 en la Wikipedia, Apollo 11 Timeline, @AP11_CAPCOM, @AP11_SPACECRAFT. La NASA está haciendo una estupenda recreación en directo de la misión con un montón de contenidos multimedia en We Choose the Moon.]

Ante tal efemérides no podemos pasar por alto un referente clásico relacionado y relativamente desconocido: en el siglo II de Nuestra Era
Luciano de Samósata ya había imaginado un viaje a la Luna en su obra: Historia verdadera, (un viaje al mundo de los selenitas, quienes, entre otras maravillas, hilan los metales y el vidrio o se quitan y se ponen los ojos) mucho antes que Cyrano de Bergerac o Jules Verne.

"Historia Verdadera" de Luciano de Samosata (125 - ¿181?) es una verdadera joya literaria, una lectura deliciosa. Para algunos especialistas en ciencia ficción esta obra es considerada como la primera en su género y, salvando las distancias, se podría decir que esta novela imaginativa y satírica es una combinación de Star War, Flash Gordon y películas de ciencia ficción clase B de los cincuenta.

Luciano narra la historia en primera persona, aclarando que todo lo que va a decir nunca ocurrió, de ahí que el título es una ironía deliberada. Todo comienza con una travesía en barco, que se convierte en una "odisea espacial". Después de varias peripecias Luciano y el resto de los acompañantes llegan a la Luna ("...volamos por los aires siete días y sus noches y al octavo vislumbramos una gran tierra en el aire, como una gran isla, brillante y redonda... al recorrerla descubrimos que estaba habitada y cultivada... al llegar la noche vimos debajo de nosotros otra tierra, con ciudades, ríos, mares, selvas y montañas, conjeturamos que era la Tierra...").

Luciano y sus compañeros de viaje quedan involucrados en la guerra que sostienen los habitantes de la Luna y los habitantes del Sol. El motivo de la disputa fue el intento del rey de la Luna de fundar una colonia en el Lucero del Alba (Venus), que estaba desierto y deshabitado, pero el rey del Sol se lo impidió. A la llegada de Luciano se inician los combates. Aquí Luciano hace una detallada descripción de los ejércitos de ambos bandos. Entre las filas del Sol, por ejemplo hay 5000 habitantes venidos de Sirio más los "honderos" enviados desde la Vía Láctea. También estaban los Nefelocentauros, que tenían como jefe al Arquero del Zodíaco.

Finalmente la guerra termina y se firma la paz. Entonces los habitantes del Sol y de la Luna deciden fundar en común una colonia en Venus, invitando a participar en ella a quienes lo deseen de otros astros.

En su regreso a la Tierra, ya iniciada la navegación descendente, se detuvieron en la ciudad de las Lámparas, "situada entre la zona de las Pléyades y la de las Híadas y mucho más baja que el Zodíaco". El resto de la historia transcurre en el mar y en la Tierra.


"Le voyage dans la lune" - George Méliès 1902

Dato curioso: "Lo primero que hizo el hombre en la Luna fue tirar basura. Armstrong tiró un petate que contenía basura".

- ¡Cuánta Ciencia!

Via: Microsiervos /Universo a la vista

2 comentarios:

Isabel Romana dijo...

Genial Luciano de Samósata. La imaginación de los seres humanos no tiene límites. Con todo, no pudo imaginarse (y nosotros tampoco) un mundo absolutamente limpio de guerras. Saludos cordiales.

Juan Andrés dijo...

Eso parece que está en la naturaleza humana, desgraciadamente.

Saludos