sábado, 21 de febrero de 2009

El museo de LA OLMEDA será visual e intuitivo por medio de nuevas tecnologías



El visitante podrá elegir entre dos niveles de conocimiento y habrá información en castellano, inglés, francés y braille.

Las nuevas tecnologías dotarán a la villa romana de La Olmeda (Palencia), de un contenido didáctico intuitivo, interactivo y muy visual, a través de recreaciones en tres dimensiones que ayudarán al visitante a comprender cómo fue la villa en su época de esplendor, cómo se vivía allí y cómo decayó.
Además el visitante podrá elegir entre dos niveles de conocimiento y habrá información en castellano, inglés, francés y braille, según ha informado hoy la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León, encargada de elaborar y ejecutar el proyecto de la dotación museística de la villa romana de La Olmeda, en Pedrosa de la Vega (Palencia).
La fundación regional ya está fabricando los materiales expositivos, que se comenzarán a instalar cuando finalice la obra en el inmueble, iniciada en octubre de 2005 y que se prevé inaugurar el próximo 3 de abril.
En general se trata de una instalación "intuitiva y eminentemente visual", en la que prima la tecnología audiovisual e informática, prescindiendo de elementos interpretativos convencionales, como los paneles con la idea de ajustar el estilo a las características contemporáneas del edificio. En este sentido, serán esenciales las recreaciones virtuales en 3D, que, según la fundación, permitirán entender mucho mejor cómo fue la villa en los siglos IV y V.
Además se cuidarán especialmente las dimensiones y localización de cada elemento informativo para no alterar la vista del yacimiento desde ninguna perspectiva, cambiar las condiciones de la luz o tocar los restos arqueológicos.
Lo que se pretende con este proyecto es "facilitar la comprensión de la villa romana a través de una dotación que ocupe el menor espacio posible y cause el menor impacto visual", ha señalado la fundación de Castilla y León.
Un audiovisual introducirá al visitante en el contexto de la villa romana, en su historia, y en sus épocas de esplendor y decadencia. Además una maqueta metálica, que refleja la planta de la villa en bajorrelieve, servirá para hacerse una idea del espacio que ocupó esta casa señorial de los siglos .
En ella se distinguen la fachada principal y los pórticos de entrada, las torres octogonales, el patio, el oecus (salón principal) y las termas. Todo estará nombrado también en braille, para facilitar el conocimiento a las personas invidentes.
Así mismo se instalarán dos estaciones de interpretación con equipos con programas audiovisuales que giran sobre un eje de manera que el público pueda orientarlos hacia varios puntos de la villa y así recibir información de una u otra estancia, en mayor o menor profundidad.
Una de ellas estará en los baños, donde se podrá accederá a información sobre su uso como costumbre social y a la existencia de los cementerios en el entorno de la villa, el trato a los esclavos, la construcción de la villa y su entorno natural.
La otra se colocará en el Oecus, el gran salón, y en ellas se hablará de la actitud dominante y autoritaria del dueño de la casa, de la administración de la explotación, de la decadencia de la villa y del significado de los principales mosaicos, especialmente el de Aquiles y el de la cacería del salón principal.

Via: CulturaClásica.com



El hallazgo de la villa romana del siglo IV d.c. en el municipio de Pedrosa de la Vega (Palencia), el 5 julio de 1968, se debe a D. Javier Cortés Álvarez de Miranda. Al intentar explanar una prominencia del terreno para mejorar su cultivo, tropezó el arado en una dureza. Una pequeña excavación puso al descubierto un muro de los que cierran el jardín del palacio. Desde entonces, D. Javier Cortés ha dedicado a la villa romana 40 años de su vida y todo cuanto tenía. Cuando no pudo seguir con sus propios medios (1981), se constituyó una fundación, dentro de la cual continuó su labor.