lunes, 24 de agosto de 2009

LAS LLAMAS LLEGAN A LAS PUERTAS DE ATENAS


Un incendio de grandes proporciones avanza sin control en la región griega de Ática. El fuego, que comenzó el viernes en la localidad de Gramatikus, a 50 kilómetros de Atenas, ha arrasado 4.000 hectáreas, varias viviendas y se extiende hacia la periferia norte de la capital, espoleado por los vientos y las altas temperaturas. Se trata del peor incendio desde 2007, cuando varios frentes de fuego acabaron con la vida de 70 personas.

Las llamas alcanzaron ayer la periferia norte de Atenas, a unos 15 kilómetros del centro, obligando a las autoridades griegas a desalojar a unos 20.000 residentes de la localidad de Agios Stefanos. Tras haber declarado el estado de emergencia en el este del Ática el sábado, ayer el Gobierno griego tuvo que pedir ayuda a la UE para contrarrestar los fuegos, que anoche quedaban incontrolados en varios frentes.

La imagen más emblemática de este fuego es la de las columnas de denso humo negro que surgen tras la colina en la que se encuentra el Partenón, símbolo de la capital griega. Esta fotografía da una idea de lo cerca que está el frente del incendio.