lunes, 24 de octubre de 2011

EL "WALTER ART MUSEUM" RESTAURA Y EXHIBE "EL PALIMPSESTO DE ARQUÍMEDES"


Vía: Art Daily | 17 de octubre de 2011 (Traducción: G.C.C. para Terrae Antiqvae)

En 1999 el Walters Art Museum y un equipo de investigadores comenzaron un proyecto para leer los textos borrados de "El palimpsesto de Arquímedes", la copia sobreviviente más antigua de las obras del genio matemático más grande de la antigüedad. Durante más de 12 años muchas técnicas fueron empleadas por más de 80 científicos y académicos en los campos de la conservación, imágenes y estudios clásicos.

La exposición "Pérdidas y hallazgos: Los secretos de Arquímedes" cuenta la historia del viaje de "El palimpsesto de Arquímedes" y el descubrimiento de nuevos textos científicos, filosóficos y políticos, del mundo antiguo. Este manuscrito medieval demuestra que Arquímedes descubrió la matemática del infinito, la física matemática y la combinatoria, una rama de las matemáticas utilizada en la informática moderna. Esta exposición estará abierta al público en el Walters Art Museum desde el 16 de octubre 2011 hasta el 1 de enero de 2012.

Arquímedes vivió en la ciudad griega de Siracusa en el siglo III a. C. Fue un brillante matemático, físico, inventor, ingeniero y astrónomo. En el siglo X, un escriba anónimo de Constantinopla copió el tratado de Arquímedes, en su lengua griega original, en un pergamino. En el siglo XIII, un monje borró el texto de Arquímedes, cortó las páginas a lo largo del pliegue central, giró las hojas 90 grados y las dobló por la mitad. El pergamino fue así reciclado, junto con el pergamino de otros libros, para crear un libro de oración para la iglesia ortodoxa griega. Este proceso se llama palimpsestear y el resultado del proceso es un palimpsesto.

El 28 de octubre de 1998 "El palimpsesto de Arquímedes" fue comprado en la casa de subastas Christie's por un coleccionista anónimo por dos millones de dólares. Es considerado por muchos como el manuscrito científico más importante jamás vendido en una subasta, ya que contiene los textos borrados de Arquímedes.

"En 1999 el coleccionista depositó la obra en el Walters Art Museum para su conservación, obtención de imágenes, estudio y exhibición, pero muchos pensaron que nada se podía recuperar de este libro. Estaba en condiciones horribles, habiendo sufrido durante miles de años el paso del tiempo, los viajes y el abuso", dijo Will Noel, director del "Proyecto Arquímedes" y conservador de manuscritos y libros raros del Walters Art Museum. "Un trabajo de investigación detallado, y el descubrimiento casual de importantes documentos y fotografías, nos ha permitido reconstruir lo que le sucedió al palimpsesto en el siglo XX, cuando fue objeto de un tratamiento espantoso y pintado con falsificaciones. Un equipo de dedicados investigadores, usando la última tecnología en imágenes, fueron capaces de revelar y descifrar el texto original".

Antes de comenzar el análisis de imágenes, el manuscrito tuvo que ser estabilizado. La conservación del manuscrito tomó 12 años, incluyendo cuatro años sólo para coger el libro aparte, debido a la natural fragilidad del pergamino dañado por el moho y una espina dorsal cubierta de goma sintética moderna.

"He documentado y guardado todos los pequeños trozos del libro, incluyendo pequeñas motas de pintura, fragmentos de pergamino e hilo, y los puse en unas fundas. De este modo sabemos de qué páginas provienen", dijo Abigail Quandt, conservadora del Walters Art Museum. "Estabilicé la tinta desescamada en el pergamino con una solución de gelatina, realicé innumerables reparaciones con papel japonés y volví a colocar los folios separados".

En el año 2000, un equipo comenzó a recuperar los textos borrados. Utilizaron técnicas de imagen que se basan en el procesamiento de diferentes longitudes de onda de luz infrarroja, visible y ultravioleta, en una técnica llamada imagen multiespectral. Mediante el empleo de diferentes técnicas de procesamiento, incluyendo análisis de componentes principales, el texto fue expuesto, después no haber sido visto en miles años.

Para el año 2004, alrededor del 80% del manuscrito había sido fotografiado. Las páginas más difíciles de la izquierda estaban cubiertas con una capa de suciedad o con pinturas falsificadas del siglo XX. Estas hojas fueron llevadas a la Stanford Synchrotron Radiation Lightsoure (SSRL), uno de los laboratorios más avanzados de luz en el mundo, donde un pequeño, pero potente, haz de rayos-X escanea las láminas. Los rayos-X detectan y registran en dónde rebotan los átomos de hierro, y, dado que la tinta del palimpsesto que se halla bajo el texto está escrita con hierro, puede ser trazada la escritura de la página. Esto permitió a los investigadores leer grandes secciones de texto que antes estaban ocultos.



Los descubrimientos en el palimpsesto de Arquímedes

Arquímedes, en su tratado "El método de los teoremas mecánicos", trabaja con el concepto de infinito absoluto, y este palimpsesto contiene la única copia sobreviviente de este importante tratado. Afirma que dos conjuntos de líneas diferentes son iguales en número, si bien se entiende claramente que son infinitos. Este enfoque es muy similar a las obras de los siglos XVI y XVII que conducen a la invención del cálculo.

También se encuentra sólo en el palimpsesto el "Stomachion", el cual es el primer tratado occidental existente sobre combinatoria. Se cree que Arquímedes estaba tratando de descubrir de cuántas maneras se puede recombinar 14 piezas fijas y obtener así un cuadrado perfecto. La respuesta es elevada y contraintuitiva: 17.152 combinaciones. La combinatoria es fundamental en la informática moderna.

Además de las obras de Arquímedes, otros seis libros borrados de historia y filosofía fueron descubiertos. Veinte páginas del palimpsesto fueron creadas a partir de los textos borrados de diez páginas de un manuscrito que contiene los discursos de Hipérides, un orador ateniense de la época dorada de la democracia griega. Veinte y ocho páginas del texto se borraron de 14 páginas que contenían un comentario sobre las "Categorías" del antiguo filósofo griego Aristóteles. Las "Categorías" de Aristóteles es un texto fundamental para la filosofía occidental. Este comentario no ha sobrevivido en ninguna otra parte.

Cuando el palimpsesto fue fotografiado en el Stanford Synchrotron Radiation Lightsource, el nombre del escriba que borró los escritos de Arquímedes fue descubierto en la primera página del mismo. Su nombre era Johannes Myronas, el cual terminó la transcripción de las oraciones el 14 de abril de 1229 en Jerusalén.


Conservación e investigaciones futuras

La exposición "Pérdidas y hallazgos: El secreto de Arquímedes" demuestra lo que el Walter Art Museum ha descubierto al respecto de este palimpsesto. En las dos últimas galerías de la exposición se puede ver lo que el museo espera descubrir en el futuro y cómo los descubrimientos científicos pueden mejorar nuestro entendimiento y apreciación de las obras de arte. En las salas de aprendizaje interactivo de estas galerías se incluyen cinco piezas de la colección del museo y se demuestra cómo el personal del Walters Art Museum colabora para aprender sobre el arte y la mejor manera de mantener y preservarlo para la posteridad. La conservación, interpretación y autenticidad, de las obras también se exploran, así como las nuevas técnicas científicas que se utilizan en el Walters Art Museum.