lunes, 30 de julio de 2012

SINTAGMA: CRISIS Y CATARSIS 1/4


 
 
ODA A LOS PERROS DE ATENAS
 
Montes en luz, Atenas, hija de la belleza primera
 la descubrí en mis recuerdos aunque nunca había estado alli
desde lejos, con amour de loin, había saboreado su nombre
 hija de la primera belleza que tiene el grado de justicia.

 Descubrí los caballos de piedra en los templos deteriorados
 descubrí una taberna de oro dentro de una calle de plata
 descubrí los perros de mármol que se han bajado de los frisos
 y se reúnen por la noche en cónclave
 y muestran su estirpe socrática filosofando en las esquinas.

 Los he visto citarse en semáforos
quedar en las encrucijadas
 parecen gente civilizada que acude al ágora y se atiene
a lo que dictan los tribunales
 aunque vayan a cuatro patas.

 Una vieja leyenda sostiene que son ellos los dioses antiguos
 que se negaron a partir de Grecia
cuando fueron vencidos antaño
 que el luminoso Zeus Olímpico y la justa Atenea alada
 prefirieron ser perros atenienses
antes que dioses bárbaros
 bebedores de sangre.

 Esa vieja leyenda se cuenta mezclada con ouzo y con luna
así que cuando me alejaba de Kiri Dimitrios y vi
entre las callejuelas de Plaka en aquella noche estrellada
acercarse aquel perro blanco esbelto como una gacela
y majestuoso como la Acrópolis
 me atreví a tocar su cabeza y a susurrarle por si acaso:
 –Salve, Señor del Canto, tú que llegas semejante a la noche.
 Sólo una cosa de ti pido:
 Que sea alado mi poema y no volátil.


Impresionante documental de principio a fin. ¿De verdad no somos Grecia?

 Hay que escuchar al Sr. José Luis Sampedro, economista.

  ΕΚ ΤΩΝ ΑΛΛΟΤΡΙΩΝ ΕΙΣ ΤΑ ΟΙΚΕΙΑ.